Ultrasonido

¿Qué es la ecografía?

Con la ecografía, se pueden realizar imagenes de la postura y el sistema musculoesquelético: es decir, tendones, músculos, ligamentos, huesos y articulaciones. Esto nos permite visualizar diversos desórdenes. Incluyendo irritaciones de los tendones; como las anomalías del tendón de Aquiles, un posible codo de tenista y calcificaciones en los tendones (por ejemplo, alrededor del hombro). Un espolón en el talón o una bursitis también pueden hacerse visibles por ultrasonido.

Mediante el examen de ultrasonido es posible hacer el diagnóstico correcto y darle el tratamiento que lo acompaña. Si es necesario, podemos referirle al médico de cabecera o al especialista. Si viene al tratamiento con nosotros, podemos seguir la recuperación durante el proceso de tratamiento haciendo exámenes de ultrasonido de vez en cuando durante este período.

¿Qué ofrece el ultrasonido?

El ultrasonido ofrece un método no invasivo para obtener información de diagnóstico del sistema musculoesquelético a un costo relativamente bajo. El examen es rápido, fácil, cómodo para el paciente y se puede repetir tantas veces como sea necesario. La ventaja del ultrasonido es que se pueden crear imágenes dinámicas, en contraste con los rayos X y la resonancia magnética, que producen solo imágenes estáticas. Una ecografía también muestra tejidos blandos como tendones, ligamentos e incluso arterias y nervios (estas estructuras no son visibles en una radiografía). Durante un examen de diagnóstico por ultrasonido, el paciente puede participar activamente indicando cuándo y en qué movimiento aumentan o disminuyen los síntomas. El investigador puede establecer directamente una relación entre la queja y las imágenes que ve.

¿Qué diagnósticos se pueden hacer?

  • Inflamaciones
  • Rupturas
  • Acumulaciones de liquido
  • Dislocaciones
  • quistes
  • Lesiones

¿Cuál es el valor añadido?

El uso del ultrasonido en el centro de rehabilitación Medifit tiene como objetivo proporcionar una imagen visual de la supuesta patología del paciente. Esto permite un diagnóstico más rápido y se inicia el tratamiento más adecuado. Durante el tratamiento, se puede obtener información visual por ultrasonido con respecto al desarrollo del trastorno. Si es necesario, el tratamiento se puede ajustar en función de los resultados descritos.

En el centro de rehabilitación Medifit, también aplicamos varios tratamientos invasivos bajo la supervisión de ultrasonido. En técnicas terapéuticas, como EPI y neuromodulación, donde el tejido se estimula con la ayuda de una aguja de acupuntura, se puede ver exactamente si se estimula el tejido correcto. Nuestro médico de rehabilitación también hace un uso extensivo del ultrasonido para el diagnóstico, pero también cuando tiene que inyectar un tejido con un agente antiinflamatorio, Plasma (PRP) o inyecciones de Botox (para reducir la espasticidad).

En el Centro de Rehabilitación tenemos 2 modernos dispositivos de ultrasonido.